Translate

lunes, 13 de febrero de 2017

¿Violencia de Género o género de violencia?

Hace ya algunos meses que Vladimir Putin promulgó una ley que despenaliza algunos supuestos y casos de violencia entre sexos. Desde que ha comenzado el año 2017 se han producido 10 muertes de mujeres por violencia de sus parejas, siendo 2017 el año con peor comienzo - mayor número de muertes - de los últimos. ( cuarenta y seis mujeres fueron asesinadas por sus parejas en 2016 y sesenta en 2015).Repasando estadísticas oficiales. el número de mujeres víctimas de sus parejas o ex parejas en los últimos años es:


Como se puede comprobar el número de mujeres muertas es muy elevado: 1091 mujeres desde 1999 hasta 2016. Ambas noticias juntas me llevan a considerar el tema, por su importancia, el primero sobre el que reflexionar en el 2017,.

Antes de continuar, me gustaría que se desterrase el término "violencia de género" porque los seres vivos no tenemos género, tenemos sexo y desde un punto de vista lingüístico es más adecuado llamarle "violencia sexista". Tampoco me parece adecuado el térmico "violencia doméstica" porque aunque muchos de estos casos se producen en el domicilio de la víctima o de los implicados, hay otros muchos que se producen en el exterior.

Siguiendo con las estadísticas oficiales, el número de denuncias presentadas en España e los últimos años se puede ver en el siguiente gráfico:


En total, entre 2007 y 2015 se han presentado 1.181.437 denuncias.

La primera pregunta que me planteo es: Estos datos, comparados con otros países de planeta, ¿son altos o bajos? Si se utiliza como referencia un informe poco sospechoso como el II Informe Internacional Violencia contra la mujer en las relaciones de pareja Estadísticas y legislación, elaborado por el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia los datos que se tienen son:



 y si se restringe a los países europeos, lo que se encuentra es:
En ambos casos, la prevalencia de los delitos en España es menor que en la mayoría de los países con los que se compara.Es decir, que aunque en España es número de casos es muy elevado, en otros países del mundo es muy superior e incluso en países de nuestro entorno también.

Es cierto que en el mismo informe que he mencionado antes aparece un dato preocupante y que debe ser evaluado porque indica una tendencia negativa y preocupante: "De los 12 países europeos estudiados, seis han experimentado descensos y seis aumentos en la tasa de femicidios cometidos por la pareja o ex-pareja (por millón de mujeres) entre 2000 y 2003. Los países con mayores incrementos han sido: Luxemburgo (+182,66%) y España (+47,95%)- Los países con descensos mayores han sido: Suecia (-25.40%) y Noruega (-19%)".

Estos mismos datos se refrendan en la encuesta sobre la violencia contra la mujer (Violence against women survey) elaborada por la Unión Europea en 2014 y disponible en la página de la European Union Agency for Fundamental Rights

Sin embargo, cuando se les pregunta a los encuestados acerca de la percepción que tienen sobre la "violencia de género" en sus respectivos países, España se sitúa entre los primeros puestos, ya que el 53% piensa que este problema es “bastante común” y el 31% “muy común”, frente al 51% y el 27% de media que presenta la UE, respectivamente. De este modo, la apreciación social acerca de este drama es casi inversamente proporcional a su incidencia real. Pese a que la violencia contra las mujeres en España es comparativamente baja, la sensación general de la opinión pública es que es muy alta; mientras que en los países del norte de Europa, donde la violencia es mayor, su percepción es muy inferior.
¿A qué se debe esta divergencia? Tal y como recordaba el catedrático José Sanmartín Esplugues en su artículo Violencia en las primeras décadas del siglo XXI Creo, en definitiva, que las claves de la violencia en el siglo XXI son las mismas de siempre: hay una asimetría de poder (real o imaginaria) entre el agresor y la víctima, sea el agresor una persona física o sea jurídica. Esa asimetría de poder genera una reacción emocional de miedo en la víctima que, en ocasiones, puede hacerla propicia para la victimización crónica. Es probable que la victimización crónica lleve aparejada la indefensión condicionada.En esa secuencia juegan un papel relevante los medios de comunicación como amplificadores del miedo. Y ésta es otra clave de la violencia en nuestro tiempo. Joanna Bourke, por cierto, denomina a tales medios los “profesionales del miedo” y no le falta razón.”.De todas fromas, aunque lo que dice el profesor Sanmartin me parece correcto, también es muy posible que este particular sesgo al alza tenga que ver con la mayor concienciación y sensibilización que, hoy por hoy, tiene la sociedad española con respecto al maltrato hacia las mujeres. En todo caso, sean cuales sean las causas de esta mayor percepción, los datos objetivos demuestran que el problema, aun siendo grave, es menos común de lo que se piensa.

Voy a intentar comparar los datos de violencia sexista con otros datos, como la violencia contra los mayores. Es complicado hacerlo porque si bien para la violencia sexista existen multitud de fuentes y datos para elegir, en otros casos de violencias es difícil discriminar..

En el caso de la violencia contra los mayores, aunque no existen datos cuantificables, en algunos trabajos como  “La violencia hacia las personas mayores” de Juan Giró Miranda, profesor de sociología de la Universidad de La Rioja,, se pueden encontrar párrafos como este: "Comparando distintas fuentes, y teniendo en cuenta que las investigaciones están mediatizadas tanto por la conceptualización del término de maltrato, como por la metodología empleada, podemos situar la prevalencia de maltrato a las personas mayores en el ámbito domiciliario en torno al 5 %, y en el caso de maltrato institucional, las distintas investigaciones aceptan que la prevalencia del maltrato a personas mayores se encontraría cercana al 10 %”

Si se establece una comparación entre violencia contra las mujeres y violencia contra los mayores se tienen los siguientes datos (extraídos de “La protección de los colectivos más vulnerables como prioridad de la secretaría de estado de seguridad”) se tiene que a fecha 31 de marzo de 2014, se encuentran registradas en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos deViolencia de Género (Sistema VIOGEN) 319.551 casos de mujeres víctimas de violencia de género, de los cuales, 59,946 se consideran en situación de “caso activo” :  9 en riesgo extremo  120 en riesgo alto  2.701 en riesgo medio  12.709 en riesgo bajo  44,407 en riesgo no apreciado. En ese mimo documento, se puede encontrar, que en el año 2013, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil registraron: 98.612 delitos y faltas contra personas mayores. Esta cifra supone un incremento de los delitos contra personas de edad mayor o igual a 65 años del 7,1%..

Es decir, que si la violencia sexista es un tema muy importante, que merece enorme atención y que nos debe preocupar a todos los integrantes de la sociedad, hay otros casos de violencia que son tan importantes como ese y que deben de preocuparnos en igual medida. Lo que no debe suceder es que por motivos ajenos a la propia violencia - fundamentalmente motivos políticos, de propaganda o de deformación de la realidad - se discrimine entre violencias que al final son la misma. 

Para reforzar mi última afirmación que todo es la misma violencia, sirva como ejemplo este dato: “Las mujeres mayores de 65 años representan el 12,5% de las víctimas mortales por violencia de género”. También se menciona en el trabajo de Juan Giró Miranda que: "Y es cierto que la violencia ejercida hacia las personas mayores en el contexto familiar nunca ha dispuesto de la misma publicidad que la violencia ejercida sobre las mujeres o sobre los menores, pese a que la prevalencia del maltrato registrado en España de personas mayores es similar a la del maltrato infantil y que en la violencia de género no se discriminan las estadísticas según edad."

Resumiendo, no creo que se trate de "violencia de género" sino que es un género de violencia, la que practica el ser humano contra el ser humano y que cada vez se manifiesta en mayor medida y se exalta mas en los medios de comunicación: hombres contra mujeres, blancos contra negros, hijos contra padres, etc, etc.


domingo, 20 de noviembre de 2016

Quo Vadis Europa? Es Europa una unión o un matriarcado?

Hace ya muchos años, Groucho Marx pronunció una de sus célebres máximas: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.” Si aplicásemos esa frase en la Europa de los últimos años, el premio a su seguimiento se lo llevaría, y seguramente por unanimidad pese a la dura competencia, el hábil (¿?) ex-primer ministro británico David Cameron por su referéndum sobre el Brexit – la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) -.  En su ya famoso discurso en el cuartel general de los conservadores británicos en Bloomberg en Londres en 2013, Cameron ya puso por primera vez en el horizonte la promesa de celebrar un  referéndum para consultar a la población sobre si el Reino Unido debía permanecer en esa unión o no; de paso también anticipó su propia postura a favor de la permanencia en una UE reformada. En esa época, Cameron, Cameron reconoció el peligro de dicha convocatoria, pero llegó a la conclusión de que tenía que convocar el referéndum si quería preservar la unidad de los conservadores: "Mis diputados son increíblemente euroescépticos y el Ukip (United Kingdom Independence Party -Partido de la Independencia del Reino Unido-) me está respirando al cuello". En el año 2015, en las elecciones en el Reino Unido, los conservadores lograron la mayoría absoluta y el 10 de noviembre del año pasado, Cameron envió a sus socios europeos su lista de demandas para quedarse en la UE. Como los socios no aceptaron esa lista de demandas, Cameron convocó un referéndum para el 23 de Junio de este año y el resultado es el de todos conocido: La mayoría de los ciudadanos británicos votaron a favor de abandonarla y después de un ajustado recuento, estos fueron los resultados oficiales: 17, 410,742 votos a favor de dejar el bloque, 16, 577,342 votos en contra de la salida de la Unión Europea. El referéndum tuvo una participación del 72 por ciento. Aunque la historia de los encuentros y desencuentros entre “el continente” y “las islas” es largo y está bien documentado, no pretendo en este comentario hablar de ello sino que pretendo hablar de la Unión europea. Aunque, dándole la vuelta a un titular que según cuentan apareció en un periódico local británico en los años 30 y que hacía patente esta visión: "Fog in Channel; Continent Cut Off" (Niebla en el canal, el continente está aislado) cabría preguntarse ¿Quién está realmente aislado: el Continente o las Islas?



Volviendo atrás, Cameron, antes de convocar el referéndum sobre el Brexit, intentó que la UE aceptase unas reformas para continuar en ella. Este es el tema principal del artículo: ¿Qué tipo de unión necesita Europa para que la Unión Europea sea una realidad y que sea lo más parecido a una familia en la que todos rememos hacía el mismo destino?. En los últimos meses e podrían poner más ejemplos de desunión en Europa, desde el referéndum holandés sobre la aceptación o no del acuerdo de asociación de Ucrania con la Unión Europea hasta el referéndum en Hungría en el que se convocó a los húngaros a participar en un referéndum para mostrar su opinión sobre el sistema de cuotas de reubicación obligatoria de refugiados decidido por la UE. Por el camino están otros ejemplos como el referéndum sobre la reforma constitucional italiana, que según algunos medios alarma más en Europa que el propio Brexit, por el efecto que puede tener sobre la posible crisis del sistema bancario italiano y su colapso o la crisis originada por las oleadas masivas de refugiados procedentes de países en guerra y como debe tratar a estos refugiados. A todas estas crisis hay que sumarle la La crisis del euro, también llamada crisis de la zona euro, que es una crisis actualmente en marcha que afecta a los países de la zona euro. Tiene aspectos de una crisis de la deuda soberana, del sistema bancario y del sistema económico en general y probablemente sea el mayor desafío al que se ha enfrentado la UE hasta el momento y la causante de muchas de las desavenencias que he mencionado hasta ahora y que se puede resumir en: “La crisis ha hecho difícil o imposible a algunos países en la zona euro refinanciar su deuda pública sin la asistencia de terceros. Desde finales de 2007, el miedo a una crisis de deuda soberana comenzó a crecer entre los inversores como consecuencia del aumento de los niveles de deuda privada y pública en todo el mundo, al tiempo que se producía una ola de degradaciones en la calificación crediticia de la deuda gubernamental entre diferentes estados europeos. Las causas de la crisis eran diferentes según el país. En muchos de ellos, la deuda privada surgida como consecuencia de una burbuja en el precio de los activos inmobiliarios fue transferida hacia la deuda soberana, y ello como consecuencia del rescate público de los bancos quebrados y de las medidas de respuesta de los gobiernos a la debilidad económica post burbuja. La estructura de eurozona como una unión monetaria (esto es, una unión cambiaria) sin unión fiscal (esto es, sin reglas fiscales ni sobre las pensiones) contribuyó a la crisis y tuvo un fuerte impacto sobre la capacidad de los líderes europeos para reaccionar. Los bancos europeos tienen en su propiedad cantidades considerables de deuda soberana, de modo que la preocupación sobre la solvencia de los sistemas bancarios europeos o sobre la solvencia de la deuda soberana se refuerzan negativamente



Pero más allá del discurso y el debate político superficial, tal y como se menciona en el estudio: “Las cuatro crisis de la Unión Europea” publicado por José Antonio Sanahuja del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI) y publicado dentro de Cambio de ciclo: crisis, resistencias y respuestas globales Anuario 2012-2013: “hay que reconocer que la UE experimenta una crisis profunda que afecta a su racionalidad, legitimidad, relevancia y viabilidad. Esa crisis afecta al menos a cuatro dimensiones substantivas del proyecto europeo:

  • La primera se refiere a la UE como proyecto económico capaz de promover la estabilidad, el crecimiento y la competitividad internacional, generado empleo y bienestar a través, primordialmente, de la experiencia más avanzada del mundo de integración económica, abarcando tanto el mercado interior y la unión monetaria, como un conjunto de políticas comunes en materia de comercio, agricultura, energía, o I+D.
  • La segunda dimensión alude a la UE como experiencia federal y, en un sentido más amplio, como modelo político singular de gobernanza democrática cosmopolita; construcción “postnacional” o “postwestfaliana”, o experimento inédito de “gobernanza multinivel”, por mencionar algunas de las conceptualizaciones que se han elaborado para describir una realidad política que supone una redefinición “federalizante” de la soberanía, la democracia y la ciudadanía más allá del tradicional Estado-nación de base territorial.
  •  La tercera se refiere a la “Europa social” y al papel de la UE como mecanismo de solidaridad transnacional, a través de las políticas de cohesión económica, social y territorial, con objeto de promover una “convergencia real” de renta e indicadores sociales, aproximar los niveles de bienestar con los países de mayor desarrollo relativo, y atenuar los costes del ajuste y la transformación productiva.
  • Finalmente, la cuarta dimensión substantiva del proyecto europeo se refiere a su papel como actor global en un sistema internacional caracterizado por rápidos e intensos procesos de cambio en la naturaleza, las fuentes y las pautas de distribución del poder. Solo a través de una acción exterior común, y en particular mediante la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC), incluyendo la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), se lograría que los Estados miembros y la UE como tal sigan siendo relevantes y puedan promover en el exterior tanto sus intereses como sus valores.” 



Es evidente que si Europa quiere hablar con una sola voz, tener unas instituciones que la representes y, en definitiva, quiereser un contrapoder a los EE.UU. o a China, no puede seguir siendo una “colonia” alemana o del eje Berlín-París. Muchos de los problemas que han acaecido en la UE en los últimos años, incluyendo el propio Brexit, están claramente influenciados por la soberbia alemana de pensar que ellos son la UE y el resto de Europa provincias que tienen que bailar al son que el Bundestag toque. Es cierto que Alemania y Francia – pensando que UK ya està fuera de la UE – son los países más importantes económica y políticamente de Europa, pero el resto de los países tiene que ser escuchado, considerado y comprendido. Un ejemplo claro, el incumplimiento del deficit: “Quien más, quien menos, los socios europeos incumplen puntualmente los criterios de Maastricht, según la estadística que recoge fielmente el prestigioso Instituto IFO alemán. Entre 1999 y 2015, Francia es el campeón del incumplimiento con 11 tantos, a pesar de que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento ha sido rehecho prácticamente a su medida y a la de Alemania”. Entonces, ¿por qué hay que castigar a otros países que incumplen con multas, recortes o como quiera que se llame la pena?




Para que la UE sea realmente una unión, lo primero que debe establecerse es confianza entre los países europeos, por ejemplo, y, en los tiempos que corren, dotarse de una política exterior y de seguridad común, de un servicio de inteligencia propiamente europeo y de unos mecanismos adecuados para luchar contra la radicalización de tantos jóvenes que viven entre nosotros. Pero un sistema de inteligencia común, compartiendo conocimientos y datos y sin pensar cada país o peor aún cada cuerpo de seguridad en si mismo. Otro ejemplo sería el establecimiento de una política económica común, en la cual no se esté a expensas de lo que decidan “los países ricos” ¿O deverdad alguien piensa que cada país puede hacer la guerra por su cuenta?. Sé que dado que Europa es “vieja” (aunque como alguien comentó en otra entrada no necesariamente sabia) es difícil consensuar muchas decisiones entre los distintos países pero o se reconoce al Parlamento Europeo capacidad no solo legislativa sino ejecutiva o Europa seguirá siendo un conjunto de reinos de taifas sin futuro común definido. Y esa indefinición seguirá siendo aprovechada por otras potencias no solo para pasar por encima de Europa sino también como mecanismo al que aferrarse en momentos de crisis y con los que sembrar cizaña y dividir. Quizás este sea un omento oportuno para reflexionar y poner las bases de una Unión Europea más parecida a lo que son los Estados Unidos de América y que pueda ser. además de un contrapoder real, un nuevo sistema político con las ventajas de tener una historia mucho más rica y una diversidad que puede servir para edificar algo más sólido. Es evidente que para que ello suceda muchos países deben renunciar a parte de su hegemonía y poder, pero seguramente es mucho mejor renunciar que esperar a que se pierda, lo roben o no se pueda ejercer. Si en lugar de unir lo que se pretende es diversificar y separar cada vez más el futuro es no oscuro, negro. Espero que el futuro de Europa no pase por algo tan exagerado como:



Realmente espero que al final Europa sea una nación, con los estados federados que sea necesario crea y que tengamos un futuro común y una normas comunes y que todos podamos ser tan europeos como se canta en esta vídeo.


lunes, 14 de noviembre de 2016

De Republicanos, Trump y Reagan: ¿Es el lobo tan fiero como lo pintan?

La semana pasada hemos asistido a la elección de Donald Trump como 45º presidente de los Estados Unidos. En la batalla final por el asiento presidencial ha derrotado a Hillary Clinton y lo ha hecho imponiéndose en aquellos estados cuyos resultados estaban en duda y, en algunos de ellos, como Ohio o Pensilvania, imponiéndose a la tradición de ese estado tradicionalmente demócrata. La victoria de Donald Trump como presidente ha levantado oleadas de protestas en varios países  y también manifestaciones dentro de los Estados Unidos. 



Casi todas estas protestas e basan en los exabruptos que el antiguo candidato y futuro presidente pronunció durante la campaña.



Realmente, repasando los resultados, se podría decir que más que una victoria de Trump, lo que se ha producido es una derrota de Hillary Clinton porque los votos que ha sacado el candidato republicano son similares a los que sacaron otros  aspirantes republicanos a la Casa Blanca y que no le llegaron para ganar. Por ejemplo, McCain y Ronney con un número de votos similar e incluso superior perdieron contra Barack Obama en 2012 y 2016. Hillary se ha dejado más de cinco millones de votos en el camino. Se podría resumir que realmente los estadounidenses lo que deseaban es que perdiesen los dos….De Hillary no voy a comentar nada porque en el pecado lleva la penitencia.

Una de las lecciones que ha dejado esta elección es la confirmación de que las encuestas ya no sirven, en ningún lugar de Occidente, para conocer el pensamiento de los votantes y, por tanto, para predecir un resultado. Como ejemplos, se puede decir que han fracasado en España con el reparto de escaños en las últimas elecciones, han fracasado en el Reino Unido donde daban por derrotado al Brexit, han fracasado en Colombia donde se dabapor hecho el apoyo de la población al acuerdo entre el gobierno y las FARC y han fracasado en Estados Unidos donde daban por derrotado a Donald Trump. Tanto fracaso consecutivo ha provocado las primeras autocíticas  tanto sobre como se realizan estas encuestas y el rigor en su ejecución como en que existe una parte de los votantes que es muy reacio a decir lo que piensa en voz alta por muy diversos motivos. Quizás esto también explique la variación en los resultados que dan las encuestas según sea quien las encargue – medio, partido, organización, etc -. Un punto interesante a ener en cuenta en USA es que además de en Nueva York, Los Angeles, Philadelphia o Boston, también se vota en Wyoming, Montana, Texas, Dakota o Kentucky y que los votos rurales y de la “América profunda” cuentan tanto como los de las grandes ciudades.

Otra de las lecciones que se puede sacar de esta elecciones la confirmación de que las sentencias de ”los analistas”, “los expertos”, “los politólogos” realmente no dejan de ser opiniones más influidas por sus propias ideologías que basadas en un conocimiento y análisis de los datos. Por ejemplo, y dado que este artículo trata de las elecciones en USA, nadie ha tenido en cuenta opiniones previas a las elecciones como las de Michael Moore,  las de Xavier Peytibi (un magnífico análisis sin duda) o las de muchos latinos como Roberto Centeno o Latinas por Trump. Los “analistas y expertos” que hablan en la mayoría de los medios sobre cualquier tema que salga son siempre los mismos y no se puede saber de todo. Se podría decir que como el profesor liendre, de todo saben y de nada entienden. En cuanto a los politólogos, pues creo que la opinión de Cristian Campos resume también mi forma de pensar.



Dejando de lado la historia previa a las elecciones, hoy Trump ya es el futuro presidente de U.S.A. y ahora hay que estar atentos a si todo lo que se ha trasladado a los titulares que ha dicho durante la campaña lo va a llevar a cabo o si se trata de grandes frases para esos titulares y realmente lo que tiene en mente es otra cosa diferente. También debe estudiarse si lo que ha promulgado en las grandes frases y tanto se ha criticado no se está llevando a cabo en otras partes del mundo y con mucha menos oposición y presencia en los medios de difamación. Como la mayoría de las promesas y decisiones no se podrán juzgar hasta transcurrida buena parte de su presidencia y conocer el futuro no está en mis manos, me voy a limitar a elegir algunas de sus polémicas más encendidas y comentarlas. También voy a comparar la elección de Trump con la de un presidente, también republicano, también del ala más conservadora de la sociedad americana y cuya elección levantó manifestaciones y críticas similares a las actuales, la del Ronald Reagan.



Una de las críticas más feroces que se le ha echo a Donald Trump es por su idea de levantar un muro en la frontera con Mexico. Lo primero que debe considerarse es que una gran parte de ese muro ya está construido. Otro tema importante a la hora de juzgar este muro y más desde Europa, es mirar en las propias fronteras europeas y pensar cuantos muros existen..Así, a bote pronto, hay muros en  en Ceuta y Melilla, los que se han levantado en Hungría, Serbia, Grecia, Macedonia, Francia, Ingaterra..De verdad desde Europa hay alguien que pueda tirar la primera piedra?. (Recuerdo un acertado comentario de JQ a uno de los artículos de este blog donde se hacía eco a ese tema).



Otra crítica feroz que ha recibido Trump es en referencia a su comportamiento frente a las minorías, ya sean de raza: negros o latinos o sociales ya sean homosexuales, islamistas o sin techo. Sin duda muchas de esas críticas están, desde el punto de vista humano, totalmente justificadas. Pero desde el punto de vista de una población que ha visto como la población de las minorías se multiplica y a la que culpa de problemas como el mal estado económico del país o la delincuencia es difícil de explicárselo. Se podría resumir en: “Las minorías ilegales son uno de esos problemas. Y la gente le cree porque ellos piensan lo mismo en sus casas aunque no lo puedan decir porque –obviamente- está mal visto” que bien explica George Lakoff en su artículo: “No One Knows Why Trump Is Winning. Here’s What Cognitive Science Says.” . Además, estos argumentos populistas son recurrentes y exitosos siempre que existe una sociedad en crisis y la historia lo demuestra a poco que se repase. Pero esos mismos argumentos se están utilizando en otras partes del mundo con un éxito muy similar y además cada vez tienen un mayor número de seguidores. Basta pensar que hay que repetir las elecciones en Austria donde un candidato de extrema derecha puede alcanzar la presidencia, el auge de la extrema derecha en las últimas elecciones celebradas en Alemania. Que un partido xenófobo encabece las encuestas de voto en Holanda,  Y menciono la extrema derecha porque está muy cuantificada y señalada, pero quizás otros populismos tan sectáreos, xenófobos o peligrosos deberían incluirse en el mismo lote y ejemplos hay en Grecia o España-. En resumen, que no creo que Trump hayautilizado argumentos muy diferentes a los que se utilizan en otras partes del planeta “tan avanzadas” como Estados Unidos. El tema religioso ya lo he tratado en otras entradas del blog.



Para finalizar , recuerdo que en 1.980 cuando Ronald Reagan fue elegido el 40º presidente de Estados Unidos, en una situación francamente complicada para esa nación ya que en Irán había unos rehenes en manos de islamistas radicales. En días previos a las elecciones de Reagan contra Carter quedaban 52 rehenes en manos del ayatolá Jomeini, y sus  estudiantes islámicos y todo el mundo teme que Reagan, en caso de ganar empiece la tercera guerra mundial. En cuanto a la emigración ilegal, pese a que Reagan firmó la Ley de Reforma y Control de Inmigración de 1986, la que incluía un incremento en el control fronterizo y sanciones contra los empleadores que a sabiendas contratan a trabajadores ilegales. Pero esa ley también legalizó 2.8 millones de trabajadores indocumentados. Más inmigrantes ingresaron legalmente a los Estados Unidos durante la presidencia de Reagan que durante cualquier otra presidencia anterior desde Teddy Roosevelt. La Ley se conoce como la ley de Simpson –Mazoli. El resumen de la campaña de Reagan es: “El slogan de su campaña era “Let’s Make America Great Again” (hagamos que América sea grandiosa de nuevo). Los dos ejes más importantes de su campaña fueron la paz y mejora de la seguridad nacional. Sobre su propuesta, al recibir un país inmerso en el miedo que causaba la Guerra Fría y el hecho de que la embajada estadounidense en Teherán había sido atacada por un grupo de estudiantes que apoyaba la revolución iraní, Reagan prometió que incrementaría la fuerza del ejercito estadounidense. A la par, aseguró que en tres años la economía iba a recuperarse. Propuso un plan donde la producción interna iba a ser apoyada, bajando los impuestos y las regulaciones del estado para que exista una producción más libre y se creen nuevas plazas de trabajo. Ronald Reagan se enfrentaba a varios problemas mundiales y los ciudadanos estadounidenses se preguntaban si podría retornarse a los años de gloria. Es por esto que Reagan optó por una campaña optimista y gracias a su carisma, logró contagiar de este sentimiento a toda la nación”. Seguramente muchos de estos argumentos, cambiando guerra fría por terrorismo islamista parecen originales de Trump..

Repasando lo que decía el New York Times tras la elección de Ronald Reagan se encuentras frases como:” “I am scared that if Ronald Reagan gets into office, we are going to see more of the Ku Klux Klan and a resurgence of the Nazi Party,” Coretta Scott King said in November, 1980.I’m afraid things are going to blow sky high during this next term,” a nursing student said. He’s a “nitwit,” added a Democrat. “He’s shallow, superficial and frightening,” one of that year’s historic numbers of “undecideds” insisted. (Tengo miedo de que si Ronald Reagan entra en el cargo, vamos a ver más del Ku Klux Klan y un resurgimiento del Partido Nazi", dijo Coretta Scott King en noviembre de 1980. "Me temo que las cosas van volar por las nubes durante este próximo período ", dijo un estudiante de enfermería. Es un "idiota", añadió un demócrata. "Es superficial, superficial y aterrador", insistió uno de los numerosos "indecisos" históricos de de ese año).

Más analogías. En Octubre de 1980 Carter le sacaba a Reagan 8 puntos en las encuestas y en Noviembre había un empate técnico.

Y, para acabar, una última analogía o curiosidad. En aquellos años 80 en el Reino Unido gobernaba otra mujer, Margaret Thatcher y en Rusia Leonid Brézhnev. Hoy lo hacen Theresa May y Vladimir Putin respectivamente. No se puede negar que estos dirigentes actuales presentan ciertas similitudes con aquellos de los 80.




En resumen, que hay ciertas analogías entre ambas situaciones. Quiero recalcar que sólo me estoy refiriendo a la campaña electoral, a los actos sucedidos tras la elección de Donald Trump y a la situación internacional. Es evidente, como escribí al principio, que no quiero comparar a Ronald Reagan con Donald Trump ni mucho menos, ya que hay muchas cosas que los separan empezando por la propia experiencia en política. ya que Reagan tenía amplia experiencia porque había sido gobernador de California, candidato a la Casa Blanca en otras ocasiones, etc. Me gustaría que Trump se moderara, dejase el papel de la campaña y tomase ejemplo de Reagan y fuese tan buen presidente como lo fue el “Gran Orador” y así se lo reconoció en pueblo norteamericano que en 1984 lo premió con a victoria más apabullante que se ha producido en ese país. De momento eso es futuro y sólo dentro de pocos años se podrá hacer balance.

Y, como respuesta al terrorismo podría Trump tomar algo de esta canción de Leonard Cohen, que en palabras del propio Cohen, la pieza es "una canción en respuesta al terrorismo, Hay algo en el terrorismo que siempre he admirado. Obviamente, no disfruto de las actividades terroristas, pero sí me gusta el hecho de que en el terrorismo no haya compromisos". Esperemos que Donald no tenga compromisos extraños y sirva también de homenaje a maestro Leonard y que nuestro futuro no tenga nada que ver con el vídeo.


domingo, 6 de noviembre de 2016

l rifugiati in Europa, la parodia continua.

Il giorno 6 ottobre 2015, pubblicai in questo blog e affermai: "I rifugiati. L'ipocrisia europea".Oggi, dopo un anno, ho intenzione di ritornare sul tema.

Senza rinunciare di chiedere a qualcuno di spiegarmi qual è la differenza tra le persone che fuggono la guerra in Siria, Iraq o in Afghanistan o le persone che fuggono dai massacri, genocidi e guerre di Guinea, Repubblica Centrafricana, Sudan Nigeria e anche le tante guerre che esistono in quello che era una volta un paese -Libia- e ciò che è oggi un gruppo di territori. In questo commento mi riferirò esclusivamente ai rifugiati che fuggono le guerre in Medio Oriente e / o dall’ Afghanistan.

L'Europa ha ancora un problema serio con i rifugiati e ancora non sa come affrontarlo. Questa settimana ha prodotto non solo il vergognoso spettacolo ungherese, in cui la maggioranza degli elettori ha respinto l'accoglienza dei rifugiati nel quadro del piano europeo di assegnazione delle quote e solo un cavillo toglie la validità legislativa, ma anche la decisione danese per controllare il flusso di rifugiati. Nel giornale El Pais del 01/10/2016 si può leggere: "Il governo liberale danese ha proposto di chiudere tutti i possibili percorsi di ingresso ai rifugiati che cercano in questo angolo Nordico di cominciare una nuova vita. Carcere incondizionato per due settimane, l'uso della forza alla frontiera dove risiedono tutti, compreso coloro che hanno visto riufiutate le proprie richieste di asilo. L’aumento dei controlli e la presenza della polizia, saranno alcune delle misure che, dopo essere stato negoziato con altri partiti e superare la votazione in Parlamento questo autunno, l'esecutivo danese si applicherà a più di 27.000 richiedenti asilo che sono entrati nel paese nel corso dell'ultimo anno e mezzo". E’ stato anche pubblicato in Danimarca un manuale: "Una Danimarca forte:controllare il flusso di rifugiati". In esso si insiste sul fatto che l'aiuto dovrebbe avvenire principalmente nel paese di origine dei rifugiati per prevenire i flussi sproporzionati di migranti: "Il Governo sta lavorando per garantire ai rifugiati e gli sfollati un aiuto nelle loro regioni di origine” o" Dobbiamo fare la nostra parte per fornire aiuto in altri paesi. Dobbiamo aiutare nelle regioni di origine in cui la necessità del nostro aiuto è più grande ". Equivale a dire in maniera più o meno mascherata, il rifiuto progressivo dell'Europa.


Il caso ungherese dimostra l’effetto che la chiamata ha prodotto a suo tempo da parte di alcuni paesi europei - in particolare in Germania -  i quali hanno avuto conseguenze umanitarie disastrose e ha preso alcuni dei peggiori istinti della razza umana. Nel seguente video, appare in maniera esplicita come polizia ungherese maltratta i profughi che stanno ancora cercando di attraversare il confine:



 Ma con questo commento, non si tratta di demonizzare i danesi o gli ungheresi, ma di studiare quello che è stato l'atteggiamento dell'Europa nei confronti dei rifugiati e analizzare se ci sia una politica europea comune e un reale interesse per l'argomento al di là di discorsi di autocompiacimento e firma degli accordi per scattare foto. E’ ben noto che dopo i primi flussi migratori di rifugiati e per le prospettive cupe incombenti, l'Unione Europea ha elaborato un Protocollo di ricezione dei profughi in cui è stato stabilito un numero di 40.000 rifugiati nel mese di giugno 2015 per essere distribuiti in diversi paesi come quote stabilite. La suddivisione è stata mostrata nel grafico seguente:


  

Più tardi, nel settembre 2015. La Commissione ha nuovamente chiesto un nuovo sforzo di accoglienza per reinsediare 120.000 profughi già nel territorio europeo. Queste 120.000 persone erano in Francia, Grecia e Ungheria e la proposta della Commissione europea è stata la delocalizzazione :


Anche se ci sono stati più proposte dalla Commissione Europea, penso che questi sono stati i due principali. Alla fine, non si sta adempiendo al problema della delocalizzazione, o si sono spostati verso i paesi di destinazione teorici assegnato al numero di rifugiati o di qualsiasi cosa. Tutto è rimasto inascoltato. Spagna, nel mese di settembre 2016, secondo diverse fonti ha ospitato circa circa 480 rifugiati su 17.387 cheha promesso di ospitare. Gli altri paesi stanno sollevando vari ostacoli: da problemi di sicurezza alla normativa proprio attraverso referendum o la mancanza di infrastrutture. Solo per ricordare: se la votazione, invece di farla in Ungheria, si sarebbe svolta in Olanda dove è richiesto solo il 30% degli elettori, sarebbe stata valida. I leader europei hanno mai avuto davvero la convinzione che avrebbero accettato questo numero di rifugiati? No, ma non aveva mai firmato l'accordo con la Turchia per comprare i diritti con i soldi. E nello stesso tempo che il nuovo accordo è stato approvato e ci sono stati molti paesi che erano contro.


Fin qui, un po’ della storia che è successa recentemente, ma adesso andrò a giudicare quanto basta il tema. La prima domanda da farsi è: era necessario un nuovo accordo di accoglienza dei rifugiati quando nell’Unione Europea e nella comunità internazionale si hanno già abbondanti legislazioni e convenzioni che si potevano applicare a questo flusso di rifugiati? Perché son serviti tutti questi accordi, se alla fine la soluzione è stata comprare la Turchia come paese che funge da confine - carcere- dei rifugiati?


Di tutti i paesi con quote, l’unico che ha adempiuto il numero assegnato è la Germania. Ciò significa che i tedeschi sono "più amichevole, accoglienti" rispetto al resto degli europei. Chiaramente no, e basta rivedere i continui battibecchi tra rifugiati e gliabitanti autoctoni, le varie manifestazioni contro i rifugiati o, i risultati dell'ultima votazione in questo paese. Bisogna ricordarsi che tutti i rifugiati inizialmente aspiravano a raggiungere la Germania come un Paradiso (si parla di emigrazione in America dopo la seconda guerra mondiale). Inoltre va ricordato che molti paesi hanno recintato, impermeabilizzato o chiuso le frontiere per impedire il transito di rifugiati in Germania causando un problema nel proprio territorio e l'esempio più crudele e vergognosa sono i paesi dei Balcani e l'Ungheria.

Ma non voglio dare tutta la colpa ai politici e voglio estendere la domande ai cittadini. I cittadini europei vogliono davvero i rifugiati vicino alle loro case? Sì, questa è la domanda. Siamo tutti esemplari nel rispondere a domande come: Pensi che il tuo paese dovrebbe accettare i rifugiati? Siete disposti a fare spazio per i rifugiati in Europa? Ma poi passerebbero come le prigioni, impianti di smaltimento, la discarica o aeroporti non desiderate accanto alla propria casa, perché sono fastidiosi, puzzolenti, fanno rumore, portano il crimine, ecc, ecc. E 'vero che ci sono i cittadini, le organizzazioni, comuni o comunità che hanno messo a disposizione dei rifugiati piani, centri multimediali o scuole disponibili a lavoro con i rifugiati; ma è anche vero che sono meno e che alcuni di loro, lo hanno fatto per ragioni puramente politiche o di propaganda. Né si deve dimenticare che in alcuni dei paesi dell'Unione Europea ci sono cittadini che stanno messi male o molto male e che se sui rifugiati vengono fatte considerazioni, forse quei cittadini dovrebbero avere almeno la stessa importanza e per citarne alcune citazioni:” il diritto a un alloggio adeguato, il diritto all'istruzione e il diritto al lavoro”. Se guardiamo gli ultimi sondaggi e informazioni sul tema, la conclusione è ovvia: Un sondaggio rivela che per gli europei i rifugiati rappresentano terrorismo e meno posti di lavoro. La metà o più degli intervistati ritiene che i profughi aumenteranno la possibilità di terrorismo, e ciò, scuote il paese. Nei 10 paesi esaminati, una media del 48% esprime un parere sfavorevole dei Rom nel loro paese rispetto al 43% complessivo contro i musulmani; 82% ha questa posizione in Italia, mentre sei su dieci o più dicono lo stesso in Grecia, Ungheria e Francia. La visione negativa dei Rom è aumentata dal 2015 e 6 in Germania. Vale a dire, che la presenza di rifugiati aumenta anche il razzismo e la segregazione della società.

Anche la rivista come Science ha discusso laquestione con le interviste di 1.000 persone che possono votare in 18 paesi dell'Unione europea e il risultato ottenuto è che le percentuali di accettazione dei richiedenti asilo sarebbero:


Por segunda vez, mi más sincero agradecimiento a mi amiga Sara que ha pasado el gran trabajo de traducir esta entrada

domingo, 23 de octubre de 2016

Mismatches into society. The confrontation between religions/societies. Does it have solution?

For any society and for the whole of humanity, the treatment of minorities is not a matter like many others; It is, along with the treatment of women, the elderly and children, one of the most revealing data ethical progress or retrogression. A world that respects every day human diversity, where everyone can express themselves in the language they prefer, profess in peace their creeds and quietly assume their origins without exposing themselves to hostility and vilification or the authorities or of the majority population. That would be a world that would be advanced, that would progress and that he must go flying. On the contrary, when situations clenched in relation to identities, as currently happening in the vast majority of countries, both north and south and east and west and West and East prevail, when it every day a little more difficult to be quiet about us and use our language or practice our beliefs in freedom, ¿How Not to mention that the society is declining?



Many years ago, in 1948, the proclamation ofhuman rights took place. In its second article says: "Everyone has all the rights and freedoms proclaimed in this Declaration, without distinction of race, color, sex, language, religion, political or other opinion, national or social origin, property, birth or other status. Furthermore, no distinction shall be made based on a political, legal or international status of the country or territory to which a person belongs, whether it is an independent country, as a territory under trusteeship, not autonomous or under any other limitation or sovereignty." This statement has been signed by all UN members: countries, minorities or any other member of the organization.

In one of the best books I have read about the ongoing conflict between two very old and secular societies like the Christian and Muslim, "The mismatch of the world" Amin Maalouf, the author writes: "My criticism currently the Arabic world is the poverty of their ethical conscience what I blame the West is that it has propensity to turn their ethical awareness in domain tool l ...... in the words of the first would be futile search for traces of a concern ethics or references to universal values, in the words of the latter is a pervasiveness of these concerns and those references, but they are used selectively and continuously molded to make them available to certain policy".

It can be assumed that the behavior of the West with Muslim countries in general and the Gulf in particular has not only been edifying but has contributed to an exacerbated has sparked violence between different factions. It can also admit that certain companies or sectors have benefited from the bloodshed and destruction that has been caused in countries like Iraq, Syria or Lebanon, but when some Sunni militants gets behind the wheel of a bomb truck or they have attached a belt pump the chest to blow up a market that come Shiite families or a restaurant where breakfast Christians and some preachers would call the murderer  like a hero, martyr and also say they will reach paradise, is the Arabic world itself which must self-examination and thinking. No doubt these facts should be an embarrassment to those Muslims who are aware of their history and their heritage. For these reasons, should form some sort of commission to be able to educate and explain to all parts it is a problem of respect and coexistence and the commission should try to integrate and not separate ..

But this is not an isolated case between Muslims and Christians. In Burma, a Buddhist monk (?) incites violence and make statements like: "You can be full of goodness and love but can not sleep next to a rabid dog" and boasts of being known as the Bin Laden Buddhist and incite to kill infidels. In the same package could cite the kidnapping and murder of Mohamed Abu Khudeir by radical Jews in Jerusalem in revenge for the kidnapping and murder of three Israeli teenagers, which even led to some rabbi to be ashamed of being Jewish. One can also cite the slaughter of Srebrenica, where 8,000 Muslims were killed. These are just three examples, but the number of cases is endless and come in all colors. In such cases all beliefs are involved. But if all these events were well reviewed, really they kill for a religious cause ?. Bob Dylan wrote about it years ago and many artists have sung, we should listen the wind:




martes, 4 de octubre de 2016

Refugiados en Europa, sigue la parodia.

El día 6 de Octubre del 2015, publiqué en este mismo blog el siguiente comentario: "Refugiados. La hipocresía europea". Hoy, transcurrido un año desde entonces le voy a dar una vuelta al tema. 

Sin renunciar a pedir que alguien me explique cual es la diferencia entre las personas que vienen huyendo de la guerra en Siria, Irak o Afganistán o la de las personas que vienen huyendo de las masacres, genocidios y guerras de Guinea, República Centroafricana, Sudán o Nigeria e incluso de las múltiples guerras que existen en lo que antes era un país -Libia- y lo que hoy es un grupo de territorios. En este comentario me ceñiré única y exclusivamente a los refugiados que vienen huyendo de las guerras en Oriente Medio y/o Afganistán.

Europa sigue teniendo un grave problema con los refugiados y sigue sin saber como afrontarlo. Esta semana se ha producido no solo el bochornoso espectáculo húngaro, en el que la mayoría de los votantes han rechazado la acogida de refugiados según el plan europeo de reparto de cupos y al que sólo un tecnicismo le quita validez legislativa, sino también la decisión danesa de controlar el flujo de refugiados. En el Pais del 01/10/2016 se puede leer: “El Gobierno liberal danés se ha propuesto cerrar todos los caminos posibles de entrada al país a los refugiados que buscan en este rincón nórdico comenzar una nueva vida. Prisión incondicional durante dos semanas, uso de la fuerza, devolución en la frontera y zonas donde residen aquellas personas cuyas solicitudes de asilo hayan sido rechazadas inundadas de presencia policial serán algunas de las medidas que, tras ser negociadas con los demás partidos y superar la votación en el Parlamento este otoño, el Ejecutivo danés aplicará a los más de 27.000 solicitantes de asilo que entraron en el país durante el último año y medio”. Además, se ha publicado en Dinamarca el manual: “Una Dinamarca fuerte: controlando el flujo de refugiados” donde se insiste en que la ayuda debe producirse fundamentalmente en el propio país de origen de los refugiados para impedir flujos de emigrantes desproporcionados: “The Government is working to ensure that refugees and internally displaced people as far as possible are helped in their regions of origin.” o “We must also do our part to provide help in other countries. We must help in the regions of origin where the need for our help is greatest”. Es decir, el rechazo más o menos disimulado se va extendiendo por Europa de una forma progresiva pero imparable.

El caso húngaro es demostrativo de que el efecto llamada que se produjo en su día desde algunos países europeos – fundamentalmente Alemania – ha tenido consecuencias humanitarias desastrosas y ha sacado algunos de los peores instintos de la raza humana. Este vídeo, en el que se ve como policía húngara maltrata y devuelve a refugiados que siguen intentando cruzar la frontera es bastante explícito:



Pero no se trata en este comentario de demonizar a daneses o a húngaros sino de estudiar cual ha sido la actitud de Europa con los refugiados y analizar si existe una política europea común y un interés real por el tema más allá de discursos  autocomplacientes y firmas de acuerdos para sacar fotos. Es bien conocido que tras los primeros flujos migratorios de refugiados y ante el panorama sombrío que se avecinaba, la Unión europea elaboró un protocolo de acogida de refugiados en el que se estableció en Junio de 2015 un número de 40.000 refugiados a repartir en varios países según unas cuotas establecidas. El reparto quedó según se indica en el gráfico siguiente:

 

Posteriormente, en Septiembre de 2015. La comisión volvió a pedir un nuevo esfuerzo de acogida para reubicar a 120.000 refugiados que ya estaban en territorio europeo, Estas 120.000 personas se encontraban en Francia, Grecia y Hungría y la propuesta de la comisión Europea de reubicación fue:



Aunque ha habido más propuestas de la comisión, creo que estas han sido las dos principales. Al final, ni se está cumpliendo el tema de la reubicación, ni se han trasladado a los teóricos  países de destino al número de refugiados asignados ni nada de nada. Todo se ha quedado en papel mojado. España, en Septiembre de 2016, según varias fuentes ha acogido aproximadamente a unos 480 refugiados de los 17.387 que se comprometió a acoger. El resto de países han ido poniendo trabas varias: desde problemas de seguridad hasta legislaciones propias pasando por referéndums o falta de infraestructuras. Sólo por recordar; si la votación en lugar de Hungría se hubiese hecho en Holanda donde sólo se exige un 30% de votantes habría sido válida. ¿Realmente los mandatarios europeos tuvieron alguna vez convicción de que iban a aceptar a ese número de refugiados? No, sino jamás se hubiese firmado el acuerdo con Turquía de comprarderechos con dinero. Y además, en las mismas fechas en que se aprobaba ese nuevo reparto ya hubo muchos países que se manifestaron en contra.

Hasta aquí un poco la historia de lo que ha pasado recientemente y ahora voy a intentar juzgar un poco el tema. La primera pregunta que es necesario hacerse es: ¿Era necesario un nuevo acuerdo de acogida a refugiados cuando en Europa y en la comunidad internacional hay abundante legislación y convenios que se podrían aplicar en este flujo de refugiados? ¿Para qué han servido todos esos acuerdos si al final la solución ha sido comprar a Turquía para que ese país sirva de frontera y campamento – o cárcel – de refugiados?.

De todos los países con cuotas el único que ha cumplido con el número asignado es Alemania. Esto es que los alemanes son “más acogedores”  que el resto de los europeos. Es evidente que no y basta repasar los continuos altercados entre refugiados y autóctonos, las diversas manifestaciones en contra de la acogida de refugiados o los resultados de las últimas votaciones en ese país. Además hay que recordar que inicialmente todos los refugiados aspiraban a llegar a Alemania cual paraíso (algo parecido a la emigración a América tras la segunda guerra mundial). También se debe recordar que muchos países vallaron, impermeabilizaron o cerraron sus fronteras para impedir ese tránsito de refugiados hacía Alemania originando un problema en su propio territorio y el ejemplo más cruel y bochornoso son los países balcánicos o Hungría.

Pero no le voy a echar toda la culpa a los políticos y voy a extender las preguntas a los ciudadanos. ¿Realmente los ciudadanos europeos queremos a los refugiados al lado de nuestras viviendas?. Sí, esa es la pregunta. Todos somos ejemplares respondiendo a preguntas como: ¿Crees que tú país debe aceptar a los refugiados? ¿Estás dispuesto a que haya espacio para los refugiados en Europa?. Pero después pasa como con las cárceles, las depuradoras, los vertedero o los aeropuertos que nadie los quiere al lado de su casa porque son molestos, huelen mal, hacen ruidos, traen delincuencia, etc, etc. Es cierto que hay ciudadanos, organizaciones, ayuntamientos o comunidades que han puesto a disposición de los refugiados pisos, centros de trabajo medios o escuelas a disposición de los refugiados; pero también es cierto que son los menos y que incluso algunos de ellos lo han hecho por razones puramente políticas o de propaganda. Tampoco se debe olvidar que en algunos de los países de la Unión Europea existen ciudadanos que lo están pasando mal o muy mal y que si con los refugiados se tienen determinadas consideraciones quizá con esos ciudadanos habría que tener cuando menos las mismas y por mencionar algunas cita el derecho a una vivienda digna, el derecho a la educación o el derecho al trabajo. Si repasamos las últimas encuestas e informaciones sobre el tema, la conclusión es evidente: Una encuesta revela que para los europeos las olas de refugiados suponen más terrorismo y menos empleo. La mitad o más de los entrevistados creen que los refugiados aumentarán la posibilidad de que el terrorismo sacuda su país. En los 10 países encuestados, una media del 48% expresa una opinión desfavorable sobre los gitanos en su país frente al 43% general hacia los musulmanes. El 82% mantienen esta posición en Italia, mientras que seis de cada diez o más dicen lo mismo en Grecia, Hungría y Francia. La opinión negativa sobre los gitanos ha subido desde 2015 y 6 en Alemania. Es decir, que además la presencia de refugiados aumenta el racismo y la segregación de la sociedad.


Incluso en una revista tan seria como Science se ha tratado el tema con entrevistas a 1000 personas que pueden votar en 18 países de la Unión Europea y el resultado que se ha obtenido es que los porcentajes de aceptación de buscadores de asilo sería el siguiente: